viernes, 24 de abril de 2015

HASTA PRONTO Y HASTA SIEMPRE

Hoy es un día agridulce, agrio porque cuando levante la vista ya no te veré , porque ya no te volveré a oír cantando la canción del Guardaespaldas, que por cierto, lo haces fatal. Agrio porque se va un Géminis que con sus defectos y con sus virtudes va a dejar un silencio que muy difícilmente se va a llenar... (Gracias a Dios)
 Va a ser dulce porque has decidido abrir la puerta de tu jaula para volar bien lejos, te has armando de valor para tomar una decisión que te ha costado mucho tomar. Sé que tienes miedo, sé que te preguntas muchas veces si has echo bien o mal, pero como siempre te digo, sólo el tiempo te va a responder a todas tus preguntas. Es dulce porque seguro que la vida te va a cambiar y te va a sonreír, porque este cambio lo necesitabas y porque sabes que ya no había mas solución que coger tus cosas y escapar sin echar la vista atrás, sobre todo, no mires atrás.
Me acuerdo la primera vez que te vi , me empezaste a hablar como si me conocieras de toda la vida y ahí me di cuenta de que seguirás haciéndolo hasta ahora, acuérdate de respirar , es muy importante entre frase y frase, puede que hasta eche un poco de menos tus monólogos y tus cambios de humor, no te preocupes, a mi me  pasa lo mismo , lo que pasa que soy mayor que tú y lo intento disimular, aunque a veces es imposible.
Sabes lo difícil que es ser Géminis en este mundo , que muchas veces somos unos incomprendidos, que ni nosotros mismos nos conocemos, que no se pueden tener tantos sueños en este mundo, que no se pueden coleccionar tantas cosas a la vez y que no nos podemos cansar tan pronto de las cosas, hoy ya no te dejan soñar, y nosotros a pesar de todo seguimos intentándolo y enamorarnos cada día de las cosas que son gratis, porque que nunca se te olvide, lo más importante en la vida es todo aquello que es gratis.
Hoy este rinconcito de Nube te lo dedico a ti, y ahora voy a hacer como aquellas madres que te dicen que llames cuando llegues a donde quieras llegar, que te abrigues cuando el frio no te deje pensar, que cuentes hasta diez antes de contestar, que te tomes la vida como es, que cuando se te atragante te la bebas en un vaso de tubo, que los problemas surgen y se solucionan, que la vida es muy bonita, que ella te acaba de guiñar un ojo y le tienes que coger de la mano y caminar, que no estás sola y que aunque te lo tomes a mal, siempre te voy a decir lo que creo que haces mal y te voy a felicitar cuando creo que lo haces bien. ¿Y sabes porque? Porque siempre voy a estar ahí, aunque sea de lejos, aunque sea en silencio.

Cuidate mucho rubia.