martes, 10 de noviembre de 2015

SI ALGO PUEDE SALIR MAL, SALDRÁ MAL


Muchas veces nos acordamos de la familia del señor Edward A. Murphy Jr . Al principio cuando escuchamos este nombre por primera vez no nos suena de nada, pero cuando luego hablamos de una ley que demostró aquí el personaje, lo primero que pensamos es, que hijo puta el cabronazo ese, podía a ver dedicado su tiempo a investigar algo menos maligno para la humanidad, no sé, en ese mismo año en 1949 el señor Nash Motors inventó el cinturón de seguridad o Ralph Schanider la tarjeta de Crédito.
Han pasado sesenta y seis años y el señor Murphy sigue presente en mi vida. No sé, así a bote pronto, oyes en las noticias que va a llover, vamos que vas a ver a Noé fumándose un cigarro encima de una llama esperando que se ponga el semáforo en verde. Yo como persona responsable y consciente de tal acontecimiento decido coger mi flamante y enorme paraguas de color rojo comprado en Ikea. Horas mas tarde vuelvo a casa paseando por las calles de la ciudad, con la bolsa de la comida del trabajo, la chaqueta impermeable en una mano y el paraguas en la otra, la mujer del tiempo se equivocó. (Si algo puede salir mal, saldrá mal).
Duelo de Titanes en el Supermercado, estudias minuciosamente las dos colas, en la izquierda un carro cargado hasta arriba de comida, padre, mujer y tres hijos integran el equipo. En la derecha dos personas con dos cestas de esas con ruedas, en una de ellas una barra de pan, jamón de york y un paquete de tranchetes, en la otra cesta, pack de seis cervezas de lata y un par de bolsas de patatas fritas, ¿Está claro no ? Apuesto todo a la cola de la derecha. Al cabo de cinco minutos veo partir aquel transatlántico enorme con aquellos tres niños con la sonrisa dibujada en chocolate diciéndome adiós como quien vé escaparse un sueño, muy lentamente. Yo me encuentro detrás del señor de las cervezas que lo veo nervioso rebuscando entre los bolsillos y la cartera unos céntimos de los cuales se quiere desprender. Anteriormente la señora mayor tuvo problemas con el precio de los tranchetes porque decía que estaban de oferta 3x2 y le habían cobrado los tres por separado. La cajera llama por el micrófono, la chica que tiene que ver los precios no viene, le vuelven a llamar, y nada, por fin a lo lejos, aparece la figura de una chica mascando chicle patinando tranquilamente como quien va a pasear un domingo cualquiera en una ciudad cualquiera. (Si algo puede salir mal , saldrá mal)
Quien no ha sido invitado a una boda de esas en las que piensas, no me lo puedo creer , no me apetece nada de nada,las mejores son aquellas bodas de los primos lejanos muy lejanos que viven en Salamanca, !!Si no nos vemos desde que iba al pueblo y nos escondíamos a fumarnos entre los dos un paquete Fortuna!!. Vamos con la mujer a comprar un vestido, eso conlleva fines de semana con los pies hinchados y cansado de perchas, probadores, montones de ropa, música Máquina a tope, olor a colonia que se te queda a vivir durante todo el día dentro de ti … ¿A que te huele la ropa? A colonia, ¿A que sabe la Hamburguesa? A colonia, ¿A que sabe el helado?.A colonia. Nosotros con el traje no tenemos problema, cambias de corbata y camisa y como nuevo.
Pasan los días y piensas en que no quieres ir, van pasando los meses y es que no te apetece ir, como se le ocurre casarse en pleno mes de Julio a las doce de la mañana y encima en el pueblo que sólo hay un bar y sin aire acondicionado. Tanto es la insistencia que consigues no ir a la boda, pero no vas porque el día de antes pillas un virus estomacal (ahora lo llaman así) que no te puedes mover en dos días de la taza del váter y tres de la cama. Entonces te miras al espejo y piensas, trescientos euros de vestido ahorcado de la barra del armario esperando a que otro primo lejano tenga la idea de casarse, por lo menos el paquete de arroz que tenia intención de llevarlo para acribillar a los culpables de la fecha y hora de la boda lo voy a aprovechar... con una zanahoria y una cola de rape (Si algo puede salir mal, saldrá mal)
Señor Murphy, podría usted por favor salir de mi vida y olvidarse de mi durante un tiempo.. o mejor vamos a probar una cosa, no quiero que me toque la lotería, no quiero que me toque la lotería, no quiero que me toque la lotería.