domingo, 22 de marzo de 2015

EL CAMINO DE SANTIAGO


Me llamo Santiago y me considero un tipo muy normal, me gusta estar rodeado de los míos, salir a caminar por las mañanas y simplemente sobrevivir rodeado de gente muy parecida a mi. Soy competitivo por naturaleza y tengo un sueño, cuando diga que soy ,todos tendréis claro cual es mi sueño, hola soy Santiago y soy un espermatozoide. Hemos nacido para competir, nos entrenamos día a día para que cuando llegue nuestro momento intentar llegar el primero en el camino más importante en la vida de un espermatozoide.

A mi todavía no me ha llegado el momento , pero estoy preparado, quiero conocer a un óvulo que me haga feliz , pasar la noche bailando con ella y porque no , enamorarme y vivir el resto de los días con ella. Lo peor de todo es que sólo uno o como mucho dos llegan a conocerla y a estar con ella, todos los demás mueren en el intento, a veces me planteo que si realmente merece la pena correr ese riesgo, pero existimos para eso y nos entrenan para no tener miedo y asumir el fracaso.
Siempre he soñado con ese momento, me da un poco de miedo al camino, nos han contado que se convierte en una carrera encarnizada, te pasan por la derecha, por la izquierda, por encima, por debajo sin respetar las normas de la Dirección General Espermática. Luego están los compañeros que se quedan en el camino y los que entorpecen la carrera y deambulan tan tranquilos por la carretera, son los que llamamos “Los vagos” Señora !! circule por la derecha o vaya por el carril Bici.
A medida que nos vamos acercando al final y ya empezamos a visualizar esa figura redondita y esas mejillas sonrosadas lo único que nos importa es conocerla, preguntarle sobre todo lo que concierne a su vida y empezar a formar parte de ella sin fijarnos mucho en el físico, porque al fin y al cabo eso forma ya parte de los otros, los otros son, los genes, que últimamente van de sobrados , pero bueno, cada uno se adapta al papel que le toca vivir y yo he nacido para correr y enamorarme, ellos son demasiado cuadrados y complicados para mi gusto.
En clase también nos han hablado que existe un par métodos mas artificiales , mucho mas fríos pero más fiables, es lo que ocurre en lo que nosotros llamamos que se soluciona en los despachos, nos meten a todos en una especie de tubo propulsor ,que por cierto es mucho mas incomodo ya que estamos todos apretujados y eso nos crea ansiedad y se se desvirtúa un poco la competición ya que nos debemos un poco a la fuerza con la que nos impulsan, ese camino es mucho más corto que el que estamos acostumbrados a recorrer pero de vez en cuando se agradece un poco de relax
El otro método para llegar primero al final del camino desvirtúa totalmente la competición, además a muchos de nosotros no nos gusta ya que nos pasamos unos días en una nevera para ver quien de nosotros va a ser el afortunado y el tema del doping es un tema de luces y sombras y realmente no me gusta porque compartimos el final del camino varios de nosotros con el mismo óvulo y ella decide con quien quedarse en muchos casos, ella por un tema de principios o el tenernos varios días juntos se queda con un par o tres de los nuestros, a mi personalmente no me gusta, yo soy más de la familia mono parental y a mi el tema de los arenes no me acaba de convencer, compartir el amor de mi vida con otros compañeros no es cómodo para nadie, pero bueno, como siempre se dice el cliente siempre lleva la razón.
Acabo de recibir un mensaje vía oral, no voy a realizar el camino, voy a trabajar para el Estado Espermático, me destinan al Banco de Esperma Central me congelan hasta nuevo aviso, me destierran y me dejan en conserva, todo mi entrenamiento tirado por la borda, bueno, voy a salir a comprar algo de ropa de invierno, me voy a pasar una larga temporada congelado, así es la vida, en cuanto menos te lo esperas te das la vuelta y te dejan congelado a la espera que alguien te necesite.