jueves, 19 de marzo de 2015

LOS HYBRIDS


En un mundo muy lejano más allá de donde alguna persona haya podido pisar suelo empieza nuestra historia, en una ciudad llamada Hufeeland habitaban uno seres llamados Hybrids, los Hybrids aparentemente tenían forma humana, pero lo que hacía de ellos unos seres verdaderamente extraordinarios era la carencia de emociones como las que podemos tener nosotros los humanos, emociones como Amor, Envidia y Vergüenza no formaban parte de su día a día.
Nuestra historia comienza gracias a la inquietud de un joven Hybrid llamado Radozlalost de cincuenta años (la esperanza de vida de la especie era de 250 años). Radozlalost era un Hybrid muy especial ya que tenia un reto muy claro, sentir lo mismo que sentían los humanos. Su familia y profesores luchaban día a día para hacerle quitar ese pensamiento de la cabeza , le decían que era una misión imposible y sobre todo muy peligrosa, que era mejor vivir sin ninguna emoción porque las emociones derrotaban a muchos humanos en el camino de aquello que ellos llamaban conocer a una hermosa mujer llamada Felicidad.

Comentaban los antiguos libros de Hufeeland que muchos humanos habían perecido en medio del camino debido a los diversos peligros que habitaban en el lugar, peligros que aparecían de la nada, peligros que se asomaban y surgían de la oscuridad momentos antes de conocer a la bella mujer. Pese a todos estos malos augurios nuestro joven Hybrid seguía soñando por las noches asomado a su ventana mirando a través de su telescopio apuntando hacia aquel misterioso y pequeño planeta llamado Tierra.
La inquietud de Radozlalost le llevaba a la Biblioteca Nacional de Hufeeland todas las tardes al salir de clase para devorar literalmente los miles de libros que hablaban de los humanos, libros de Historia, Arte y Filosofía eran sus preferidos. Una tarde como otra cualquiera un viejo Hybrid se sentó enfrente de el , nuestro joven protagonista notó como dos grandes ojos azules se fijaron en el libro que en ese momento estaba leyendo Radozlalost. “Humanos, sensaciones y misterios”

- Yo te aconsejaría hijo que dejaras de leer este tipo de libros y que te dedicaras a otras cosas menos peligrosas, esto solo te va a traer problemas, si no ahora en un futuro no muy lejano- Susurró el anciano

- ¿Y usted que diablos sabe viejo loco? , ocúpese de lo suyo Le increpó el joven


El anciano acto seguido se levantó y cuando pasó a la altura del joven dejó caer algo parecido a una bola de papel y no fue hasta que el joven se levantó para dejar el libro en su sitio que su pié desplazó unos metros el trozo de papel, la curiosidad de nuestro protagonista se adueñó de su cuerpo y le hizo leer la nota

Si realmente te interesa el tema y quieres emprender tu aventura ven hoy a las 22:00 de la noche a la Librería Starije, te espero”

Los pasos llevaron a nuestro protagonista frente a una pequeña puerta situada al final de unas escaleras en un oscuro callejón donde unos gatos dormitaban encima de un par de contenedores de basura que rebosaban los desperdicios de un Restaurante especializado en comida Oriental.
Bajó las escaleras, acercó su cara al cristal de la puerta, no había luz dentro pero la puerta estaba abierta, miró a la izquierda, luego a la derecha y decidió entrar, lo que no sabia que allí, en ese preciso momento empezaba su aventura hacia un mundo nuevo de emociones, las humanas.

Una vez atravesado un largo pasillo escoltado por millones de libros llegó a una pequeña habitación iluminada apenas por varias velas, de espaldas a un escritorio carcomido por el paso del tiempo se encontraba el mismo anciano de la biblioteca fumando en una gran pipa y acariciando un viejo gato de color negro.

- Sabia que ibas a venir, por eso dejé la puerta abierta
- ¿De que diablos habla usted cuando se refiere a emprender una aventura?

El hombre se giró lentamente a la vez que daba una gran calada a su pipa,

-¿En serio me estás preguntando a que me refiero ? Pues a la aventura de poder ir a la Tierra y ayudarte a cumplir tu sueño . Los ojos del muchacho se abrieron como platos...
- ¿Por qué yo ? ¿Cómo lo va hacer? ¿Me esta tomando el pelo viejo loco ?

- Porque en ti veo aquel muchacho que fui yo hace más de cien años y que el miedo no pudo cumplir su sueño y porque necesito que hables con el señor Tiempo para que me de mas años de vida porque como podrás comprobar me queda ya poco. Pero realmente te he elegido a ti ,porque no conozco a nadie más loco que tu muchacho, intentar tener emociones humanas te va a convertir en un ser vulnerable, cambiante y débil.

- ¿Miedo? ¿Usted puede sentir el miedo? Entonces, entonces usted a visitado la tierra, y conoce el miedo, ¿Cómo lo logro? ¿Puedo ver el miedo? ¿Cómo es?
- Tranquilo muchacho, poco a poco, para llegar al viernes antes tenemos que pasar por el Jueves.

El anciano volvió a dar una gran calada a su pipa, giró la silla y comentó.

Te espero mañana a la misma hora, no faltes

Abrí los ojos, me dolía mucho la cabeza y estaba un poco desorientado, bajé la vista a mi brazo izquierdo y vi unas gomas que se adentraban en mi cuerpo a través de mi brazo mientras un líquido transparente entraba por mis venas, a mi derecha una enfermera con cara de pocos amigos me tomaba la tensión, a mi izquierda la figura difuminada de una mujer que parecía mi madre, tenia la boca seca, cuando pedí agua aquella figura maternal dejó de estar desfigurada para convertirse en una gran sonrisa, estaba en un hospital, pero ¿Qué hago aquí? ¿Lo que sucedió la pasada noche fue real? ¿Qué me está pasando? No recuerdo cual es mi nombre. El corazón se me aceleró y la dichosa maquina de las pulsaciones empezó a pitar.

- Tranquilo hijo, estás en un hospital, anoche sufriste un atropello cruzando la calle de nuestra casa, tienes una fuerte conmoción, contusiones varias y un par de costillas rotas, te pondrás bien, nos has dado un susto de muerte, escuchamos el golpe desde casa, no hubo frenada y el coche se dio a la fuga, estás vivo de milagro. Hay unos señores en la puerta que te quieren hacer unas cuantas preguntas respecto al coche que te envistió, si no te encuentras bien le digo que vengan más tarde, aunque llevan allí todo el día, dudo mucho que quieran irse sin lo que han venido a buscar.

- ¿Todo el día? ¿Qué hora es? !! Tengo que irme!! !! Quiero dejar de ser Hybrid!! !! Quiero ir a la tierra y tener sentimientos !! !! Quiero sentir !!!

-Doctor, Doctor, por favor mi hijo no deja de decir cosas sin sentido !!! hijo mío !! Estas en la tierra!!! naciste aquí!!!, eres humano, lo has sido siempre, ¿Qué es eso de que quieres dejar de ser un Hybrid??