miércoles, 25 de marzo de 2015

QUIERO SER MADRE


Estoy cansada de ir por la calle y darme la sensación de que todas las mujeres con las que me cruzo están embarazadas, estoy cansada de montarme en un tren y ver embarazadas, estoy cansada de ir a comer fuera y ver mujeres de inmensas barrigotas andando con los brazos en los riñones Hoy llevo el día fatal, me he levantado cansada, como si a la hora de que sonara el despertador me acabara de quedar dormida, me duele el cuello, las piernas y la cabeza me va a estallar. Para colmo cuando he ido al lavabo y me he sentado he visto el maldito rastro de sangre, sí , me ha vuelto a bajar la roja, la regla. La vida es irónica, cuando era adolescente soñando con el día de tener la regla para sentirme mujer y ser mayor y ahora cada vez que veo la maldita sangre me hundo cada vez más.
Tengo 41 años y llevo desde los 30 años intentando ser madre, cuando eres más joven nunca te planteas que puedas tener algún problema, simplemente piensas que te vas a casar y vas a tener hijos, piensas que a ti no te va tocar, total, solo hago que ver niños corretear por todos lados y preñadas, preñadas por todas partes. Hablo con mis amigas, conocidas y con las mujeres de la familia, y solo hago que oír que todo el mundo se quedó embarazada a la primera , que ellos no buscaron el segundo ni el tercero, que fue dejar las patillas y quedarse.
De repente te da la sensación de ser un bicho raro, sobre todo en el caso de la mujer, cuando superas la barrera de los treinta todos te preguntan que para cuando los niños, y siempre las mismas excusas con la sonrisa falsa dibujada en tu cara, es que ahora no es momento , es que con lo que está cayendo ahí fuera para tener un hijo... Cuando superas las barrera de los treinta y cinco los comentarios que aparecen son, seguro que no pueden tener hijos, se preguntan quien es el culpable , ¿El?, debe ser él porque fuma mucho, ¿Ella? Pues como sea ella pobre, porque ya se dice que como falle el horno de los panes que se vayan olvidando de tener descendencia.
Luego está el tema del dinero, test de embarazos, test de ovulación pastillas naturales, que si hazlo de una forma, que hazlo de otra, relájate, no pienses, ¿Qué no piense? Soy una mujer que me considero independiente, con una carrera y las ideas muy claras, llevo más de diez años intentando ser madre ¿Qué me relaje? La que se debe relajar son ellas o usar algún método anticonceptivo más fiable por Dios,!!! que tienes cuatro críos y solo buscabas el primero.
Paco no me coge el teléfono, ufff, solo pensar que tengo que mandarle un whatsapp... y decirle que este mes tampoco va a ser,,, se me hace un poco cuesta arriba. Me da tanta pena, está tan ilusionado, después de su divorcio se quedó tocado, se quedó sólo a cargo de una adolescente que quiere ser mujer para ser independiente y salir con sus amigas y que quiere ser una niña cuando tiene que mover el culo y ponerse manos a la obra con los estudios o buscar un trabajo que le pague su Iphone, su Tablet, su ropa, sus maquillajes, colonias, uñas de cerámica etcc ( en este caso el etc me ocuparía una hoja entera) Ahora mismo me siento como la madrastra mala de un cuento que yo no decidí formar parte de él y que ahora me convierte en la protagonista.
Pero lo peor de todo esto es que tengo una tienda de ropa de Premamá y de niños de 0 a 3años, si así soy yo , estudios, mucha cultura, las ideas muy claras y que nada, que un día me levanto y decido dejarlo todo y hacer realidad mis sueños ¿Es eso lo que dicen no? Si tienes un sueño ves a por él, y es lo que hice, capitalicé los dos años de paro y me monté una tiendecita en un sitio céntrico de la ciudad. Pues si, para colmo tengo que aguantar todo esto, si hay un Dios allí arriba se lo debe estar pasando genial conmigo, me lo imagino allí sentadito con una maqueta del mundo inmenso, con sus arboles, sus edificios y con millones figuritas de barro, sí , me lo imagino todo el día jugando a Los Sims, y conmigo se lo está pasando en grande.
Nada más abrir me suena el móvil es Paco, seguro que ha leído el mensaje que le mandé, pasados cinco minutos cuelgo cerrando los ojos y suspirando , le han llamado los de la adopción, en una semana volamos rumbo a Nigeria, nos han concedido la adopción de un niño de dos años. Parece que Dios se ha ido a tomar una cervecita con San Pedro, al fin y al cabo siempre quise se madre y ejercer como tal y ese día ha llegado. A veces las cosas no suceden como siempre la hemos pensado o planeando y tenemos que adaptarnos a lo que la vida nos pone sobre la mesa, como alguien dijo: “Si tienes limones ¿Por qué no hacerse una limonada? “